• Don P

Endodoncia: ¿Debería someterse a este procedimiento dental y por qué?

Los conductos radiculares y la cámara pulpar que los rodea son los dos huecos anatómicos dentro de un diente que normalmente están poblados por fibras nerviosas, vasos sanguíneos y otras entidades biológicas. Estos huecos pueden infectarse a través de la caries, causando que la pulpa del diente y el nervio se irriten e infecten.


La pulpa enferma se trata con terapia de conducto radicular (también llamado tratamiento de endodoncia). El tratamiento es necesario para eliminar la infección y proteger el diente tratado de una mayor invasión microbiana. El nervio y la pulpa del diente también pueden infectarse debido a procedimientos dentales repetidos o grietas o caries en el diente.


Actualmente, este procedimiento se prefiere a la extracción de dientes porque lo salva de los dientes torcidos que surgen de la extracción de dientes. Sin embargo, si ya está luchando contra la alineación, los alineadores de dientes transparentes son una forma estética y práctica de manejar esta condición.

¿Qué es un procedimiento de conducto radicular?

En pocas palabras, un dentista realiza una terapia de conducto radicular u operación para salvar un diente infectado. La pulpa inflamada y el nervio se eliminan una vez que se abre el canal. Después de eso, el interior del canal se descontamina y se cierra con un relleno. Explicaremos estos procesos en detalle en un momento.


Tratamiento de conducto radicular

La extracción de estas estructuras, la desinfección y posterior modelado, limpieza y desinfección de los huecos con limas y soluciones de irrigación, así como el relleno de los canales esterilizados, forman parte de la terapia endodóntica.


Dependiendo de las circunstancias, el tratamiento puede ser complejo y requerir numerosas visitas durante varias semanas. No obstante, estos son los pasos que puede seguir cuando se somete a un procedimiento de endodoncia.


Examen del conducto radicular

Una evaluación correcta de la pulpa dental y sus tejidos circundantes es esencial antes de la terapia de conducto. Esto le permite al dentista determinar la estrategia de tratamiento más adecuada para el diente y las estructuras asociadas, lo que preservará los dientes y evitará daños extensos.


La opción de tratamiento elegida considera el pronóstico proyectado del diente y las preferencias del paciente. Se requiere una historia completa (incluyendo los síntomas del paciente y la historia clínica), así como un examen (tanto dentro como fuera de la boca) y pruebas de diagnóstico.


Limpieza del conducto radicular

Si el tejido pulpar está en peligro hasta el punto en que la infección es probable o inevitable, se recomienda la escisión del tejido pulpar para prevenir la infección. El dentista elimina la pulpa infectada perforando la cámara pulpar.


Después de hacer una abertura, se extraen la pulpa infectada y el tejido nervioso irritado y, cuando se completa, se desinfecta el área. Se requiere el uso de antisépticos y desinfectantes efectivos para eliminar cualquier infección adicional del canal.


Integración de Relleno Sintético

Cuando el especialista extrae la pulpa enferma y limpia el canal, el diente se carga con un polímero parecido al caucho llamado gutapercha. Al mismo tiempo, se aplica cemento adhesivo al canal para asegurar que esté bien sellado.


Un procedimiento de endodoncia bien ejecutado elimina el dolor de muelas en el paciente. Esto se debe a que el dentista erradica la infección y el tejido nervioso afectado. Si el dolor persiste después de este procedimiento, es una señal de que aún puede haber alguna infección en el diente.


Colocación de Cobertura de Protección de Corona o Cúspide

El diente es extremadamente vulnerable después de una operación de endodoncia y requiere cierta protección. Las coronas sintéticas se aumentan en el diente para restaurar la función normal del diente.


Esto es esencial porque la estructura del diente se debilita después de que se haya eliminado la mayor parte de su estructura. Estos productos, junto con otros materiales dentales, ayudan a proteger el diente de una mayor infección.


Complicaciones de la terapia de conducto radicular

Como cualquier procedimiento médico, la terapia de conducto puede salir mal de muchas maneras. Aquí hay algunos errores potenciales asociados con este procedimiento.


Fractura de Instrumentos

Durante el tratamiento del conducto radicular, los instrumentos pueden romperse. Esto puede causar que una parte de la lima de metal (utilizada durante el proceso) permanezca dentro del diente.


Sin embargo, si ya se ha realizado un nivel adecuado de limpieza y modelado, la pieza de la lima se puede dejar intacta. Esto se hace para evitar más daño al diente.


La aparición de metal dentro de un diente es relativamente común, aunque puede ser inquietante para el paciente saber que hay algo en su diente.


Decoloración de los dientes

Después de la terapia de conducto, la decoloración de los dientes es común; sin embargo, las causas exactas siguen siendo desconocidas. Si no se elimina completamente el tejido blando necrótico de la pulpa, se puede producir una decoloración. Sin embargo, hay varias formas de restaurar el color blanco de sus dientes, incluso mientras usa alineadores de dientes invisibles.


Relleno de mala calidad

Cuando no se limpia toda la longitud del conducto radicular y se rellena con material de relleno del conducto radicular, la infección puede reaparecer.


¿Debería someterse a un procedimiento de endodoncia?

La terapia de conducto se realiza como último recurso para salvar un diente gravemente infectado y evitar su pérdida. Aunque este procedimiento tiene complicaciones potenciales, es un tratamiento muy eficaz si se lleva a cabo adecuadamente. Sin embargo, si no confía completamente en el procedimiento, puede extraerse los dientes para evitar daños en las encías.


¿Le preocupa tener dientes desalineados después de la extracción o ya lo está sufriendo? Bueno, Straight Teeth Invisible lo tiene cubierto. Con nuestros alineadores de dientes transparentes, finalmente puede recuperar su increíble sonrisa.


Todo lo que necesita hacer es completar nuestro formulario gratuito de consulta electrónica y nos encargaremos de eso.


Preguntas más frecuentes

¿Es doloroso el procedimiento de conducto?

La razón principal por la que las personas se disuaden de esta terapia es por la idea preconcebida de que es dolorosa. Si bien esto no es del todo falso, un dentista capacitado tiene la habilidad suficiente para garantizar que el procedimiento sea indoloro al adormecer el área con un anestésico local. El único dolor experimentado es el de la infección y no el del tratamiento.


Después de que el dentista concluye la terapia, prescriben al paciente algún analgésico para aliviarlos. También se pueden administrar antibióticos al paciente para prevenir infecciones.


¿Qué tan costoso es un procedimiento de conducto?

El costo de este tratamiento depende en gran medida del dentista. No obstante, el dinero que gastará en este procedimiento será mucho menor que el de la extracción dental.

En general, oscila entre $600 y $1400 por diente.

0 comentarios